El frío entra sin llamar a la puerta ¿por dónde lo hace?

En este post te ofrecemos los mejores consejos para aislar puertas y ventanas fácilmente

 

El aislamiento térmico es fundamental para mantener una vivienda en una temperatura de confort sin tener que derrochar energía y los recursos medioambientales que supone generarla.

Por la cubierta exterior de un edificio es por donde se pierde o gana más calor si no está bien aislada. Es por ello que los áticos suelen ser más fríos en invierno y más calurosos en verano. Aparte de tener un buen aislamiento en la estructura de la vivienda, también es importante tener en cuenta las siguientes posibles causas:

  1. Ventanas: Entre el 20 y el 35% de la energía que gastamos en calefacción, se podría ahorrar con el correcto aislamiento de las ventanas. La colocación de burletes puede ser una primera solución, económica y sencilla de colocar. Aunque si queremos un mayor rendimiento, siempre podemos optar por ventanas con cámara de aire argón y marcos de aluminio o PVC con rotura de puente térmico. Esto no solo nos aislará del frío de una forma altamente eficiente, sino que también lo hará del calor en verano y del ruido exterior.
  2. Cajetines de persianas enrollables sin aislar: Estos cajetines, sobre todo si son antiguos, pueden ser una gran fuente de entrada de frío en invierno y, por lo tanto, causa de un mal aislamiento. Simplemente con la colocación de material aislante en la parte interior de la pieza, podremos reducir las pérdidas térmicas y la filtración de aire frío. A mayor superficie de caja de persiana, mayor es la pérdida de calor y más interesante resulta intervenir en ellas. En el momento de su colocación, hay que tener especialmente en cuenta que el material aislante no interfiera con el movimiento de la persiana. A continuación os enlazamos un vídeo de cómo hacerlo con aislante textil, aunque existen distintos materiales adecuados dependiendo de las características de la caja de persiana: https://www.youtube.com/watch?v=UsyQiaRTPIU
  3. Chimeneas: Si tu vivienda dispone de chimenea y no te gusta encenderla, puede ser una gran vía de escape para el calor. Una de las soluciones más originales, rápidas y económicas puede ser hinchar un globo para que haga la función de tapón.
  4. Puertas: Al igual que las ventanas, las puertas mal aisladas también pueden comportar una pérdida de calor importante, especialmente las que se comunican con el exterior (por ejemplo la galería) o con la escalera de vecinos. Con un simple burlete, los hay especiales para puertas, notarás la diferencia. Para la parte inferior, puedes colocar burletes bajos para puertas. Suelen ser económicos y fáciles de colocar.

Además, te recordamos que si dispones de un seguro ERGO EcoHogar con nosotros, dispones de un servicio de eficiencia energética especializado, donde te asesoraremos de manera especializada y obtendrás importantes descuentos en burletes y en servicios profesionales de aislamiento térmico para las cajas de persianas de tu vivienda.     

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *