El duelo infantil en niños de 3 a 6 años

¿Cómo ayudar a los niños de preescolar a sobrellevar un proceso de duelo después de la muerte de un ser querido?

 

Entre los 3 y 6 años, los niños tienen diversas formas de afrontar un proceso de duelo y de exteriorizarlo. Es habitual, por ejemplo, que lo hagan a través de actividades creativas como el hecho de realizar un simple dibujo o un escrito, o hasta inventando la letra de una canción. Lo importante después de la pérdida es dejarles su espacio para que la asimilen poco a poco.

También tenemos que tener en cuenta que, durante estas edades, los niños no ven la muerte como algo definitivo y suelen pensar que algún día podrán volver a encontrarse con la persona fallecida. Esto es porque aún tienen que acabar de construir su concepto sobre qué hay después de la muerte. Además, también suelen pensar que morir es algo que a ellos y a sus seres queridos nunca les ocurrirá.

¿Cómo actuar?

  • Comunicándonos con ellos, respondiendo a sus preguntas y sus dudas, siendo sinceros pero ofreciéndoles una información acorde a sus capacidades.
  • Acompañándoles y guiándoles. Los niños aún no tienen todos los mecanismos internos desarrollados para afrontar situaciones como éstas y necesitan, en gran medida, ayuda externa.
  • Animándoles a hacer actividades creativas como pintar, dibujar o escribir puede ayudarles a exteriorizar sus sentimientos. Además, así nos será más fácil interpretar cuál es su estado anímico y detectar cualquier posible anomalía.
  • Intentar volver a la rutina lo más pronto posible para que el niño o la niña se sientan seguros y no tengan la sensación de que su mundo se desmorona.
  • No forzarles a estar contentos: Aunque estemos acostumbrados a verles alegres, es totalmente normal que su comportamiento varíe con facilidad después de un acontecimiento de esta magnitud.

Además, el proceso del duelo también dependerá de la naturaleza de la relación con la persona fallecida, de la capacidad adaptativa del menor y de la ayuda externa que éste reciba para superar la pérdida.  

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *